2/19/2011

0.024 Bsf + Básico + I.V.A.

"Sólo me acuerdo de ti en mis momentos de menos claridad. 
Al parecer estás grabada en mi subconciente. 
Eso demuestra que te extraño aunque no lo demuestre"

Obviando lo obvio


Hablan todos los días, todo el día. Te invita un helado. Tiene novia...
y nunca la ha mencionado. 
De pana ¿algún día tendré lo que quiero?

2/05/2011

'pude perfectamente decidir en no quedarme hablando contigo, pero lo hice'


Una mente normal: 

Una mujer hablando con un hombre por tres horas en un estacionamiento. Seguro algo pasó ahí, no puede existir decencia. Uno no saluda casualmente al vecino y habla 3 horas con el. Es que esta juventud de hoy en día. Seguro son de esos que beben y mezclan con cosas, por decir, pues es probable. Seguro ella es de esas que se la pasa buscando hombres así de la nada. Es que mírala como se viste, por favor. Anda sin maquillaje, sin zarcillos pero entaconada. ¿Quién sabe de donde viene? Es como camina, como saluda, no, es que tú lo sabes, ella es una de esas. El día que se le ocurra decirme algo, es que se las verá. ¿Qué se cree? Claro porque estudia donde estudia y con los papás como andan se cree que se las sabe todas más una. Es que estos tiempos han cambiado para mal vale. Estos jóvenes van a a llevar el mundo mal. Ah no, míralo a el uno de estos buenos para nada que se cambia de carrera en carrera, sacándole los reales al papá en semestres y carros y mil cosas. Mírale la cicatriz, seguro un accidente de tránsito por andar manejando como unos de estos desquiciados. La mezcla perfecta, qué ironía. Lo peor es que ella no era así chica, no era así. Tu la veías a ella, toda educada sabes, reservada, con una actitud buena hacia la gente. No vale, eso se perdió. ¿Y todavía siguen hablando? Es que te apuestos que bajamos en unas horas y el carro de el no va a estar y a ella le verás regresando como a las 2 am. 

Una mente como la nuestra:

Durante 3 horas, de lo que pudo ser cualquier conversación basada en un simple intercambio de pausas y turnos, se convirtió en un encuentro increíble de creer. Se pasearon temas y se profundizaron en otros. Hablé de lo que no entendías, desmitifiqué lo que pensabas y sonreí con tus incredulidades. Me dijiste que jamás te habías leído un libro completo y te admiré. Es difícil tener un récord blanco cuando la competencia es por llenarlo. Te hablé casualmente de mis secretos pero como casi nunca nos vemos, no ibas a saber que eran secretos. Tu pudiste perfectamente decidir no quedarte hablando conmigo, pero no lo hiciste. El destino no está escrito para ninguno de los dos, estamos de acuerdo en eso. Compartimos desgracias, eso hace que nuestro inventario de términos sea similar. Nos entendemos al hablar. Coincidimos en roles, en pasiones, en hermanos virgos y en padres desastre. Coincidimos también en nuestra manera de ver muchas cosas; "déjen de enrollarse todos coño" Tu crees que los libros son más divertidos, pero entiéndeme, soy igual de aventurera que tú. Escalar, montar bicicleta, jugar fútbol, tennis... no digo que tengas 3 fracturas y esa cicatriz. Mis cicatrices no se pueden ver y nadie cree que duelen por no verse. Las risas se colaban entre nuestros argumentos. Dijimos a modo de chiste la necesidad de unas birras; nos sinceramos, tu no bebes mucho y yo no bebo cerveza. Un lugar más cómodo para hablar sí; 3 horas recostados en nuestros carros no fue muy cómodo que digamos pero las palabras estaban TAN buenas que hacer pausa para arreglar el setting lo iba a arruinar todo. Hablamos todo lo que jamás habíamos hablado, culpa de las mentes normales. Nos hicimos la tarde chico. Al fin y al cabo, las palabras lo pueden todo. 

2/01/2011

A la 4ta la vencida

Todo hombre que te pida el número en la calle, por como manejas, dáselo; nunca te va a llamar. 

Followers