1/26/2011

Estimado Cortázar:


Voy por el capítulo 13. Bueno, iba porque dejé de leer Rayuela hace unas dos semanas, pero no puedo dejar de pensar en el capítulo 7. No puedo, en verdad, no puedo. Me has dejado sin mente o mejor dicho, me has dejado claro que necesitaba leer como pierdo mi mente, Cortázar, con tu capítulo 7.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan


Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamenta la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces


y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, 
esa instantánea muerte es bella

y yo te siento temblar contra mi como una luna en el agua

1/25/2011

apenas


.
(Aquí es cuando sonrío. Sólo sonrío, no me salen lágrimas de los ojos. Lo he logrado, aunque haga falta lograrlo más)

1/16/2011

A-Muse-Me

Ivan Terestchenko Photo

Yo aprendí a quitarle expectativas a las cosas (y a las personas), sin embargo, no dejé de mantener a compostura mínima previa ante los eventos. Si hacía falta vestirse así, tenía que hacerlo. Si hacía falta maquillarse, hablar y decir las cosas así, pues sigamos en el asunto. No me molestaba, es más, era como un juego. Vamos a jugar a ser tu alter ego. Alguna actriz de cine, perhaps alguien que sea objeto de adoración y admiración. Se abre la primera ronda, juegas sin saber quién ganará pero con una convicción de vencer tan fuerte como la intención de ganarte. Lo casual, lo sencillo, las frases completadas en un resorte finalizado en sonrisa. La información básica, la innecesaria, la interpretable. (Los 7 años de diferencia, el 7 de su cumpleaños, la noción de conocerse) La partida continúa, un par de canciones, otras más tarde, un descanso. Llega la hora de ver el puntaje; una caricia que lo asombra y un silencio acompañado de mirada sólida como respuesta. Otra en mi lugar hubiese caído hacía rato. Aquí no había desvalidez, entrega, o inseguridad. Habían ganas, ganas de ser admirada, ganas de comportarse como su musa, ganas de dejarlo mal o como quedase, pues no importaba él, importaba yo. Importaba como la intensidad de su sed, sus intentos por llegar a otro nivel y sus cortejos sencillos me hacían sentir. Importaba mi imponencia, mi 'no-hacer-nada' que hacía mucho en su mundo. Importaba yo y él lo sabía. Era la hora de invertir los roles; ahora quien quedaría malpegado sería el, no yo. It takes two to Tango. La soledad es responsabilidad de dos, de quien no se acerca y de quien no deja que se le acerquen. Última partida, todos los puntos a tu favor y el en deuda. Finaliza el juego y con esto es que te das cuenta, que no eres quien creías. Eres en verdad la actriz, la musa y la diosa que jugaban con un mortal hombre. 

1/07/2011

Trato de no pensarlo

Así, como si nunca me hubiesen gritado. Dime tú, ¿en tu casa se grita? ¿se odia? Es como si cada mes hay que hacerlo. Gritar. Maldecir su existencia (porque claro se está en tu casa, que si estuviese muerto se viviría con calma. Seguro es así) Se hace el show. Se dice de todo, así como si se tuviese 5 años y se exagera la realidad en cantidades abismales. "Es que tu y tu y tu" es el diálogo recurrente y forma parte obligatoria del show, sino no es show. El rol aumenta de edad, se tiene 10 años y se lanzan cosas y se batuquean puertas. Se culmina con aquella edad donde "hasta aquí llego con esto" se vuelve la frase de todos los días. Es esta misera sentimental la que dispara ante la mezcla de eventos efímeros. Es como si un olor despertara los recuerdos doloros, las frustraciones vivas y los escazos vistazos a la solución. ¿Eres tú el que quiere que esto suceda verdad? Que nuestros lóbulos solo piensen en ti y tu misera, en tu macabro plan para arruinarlo más todavía. A eso digo: basta. No eres digno de mis pensamientos cuando en los tuyos, sólo planeas la destrucción bien cerca de mi. ¿Crees que es suficiente? Jamás lo fuiste y ahora menos. No veo la hora de no depender de ti ni de ningún desastre mental que colma esta genealogía. ¿Egoísta? En un nivel sano, no como el tuyo.

Followers